20140212-004104.jpg

Cuando se trata de redes sociales, las marcas todavía están experimentando con las maneras de lanchar a los posibles compradores. El caso más reciente, de acuerdo al artículo publicado por Erika Morphy, de Forbes, es el de Marc Jacobs, quien acaba de abrir una tienda pop up en Manhattan, la Daisy Marc Jacobs Tweet Shop, donde intercambiaban likes, tweets, fotos de Instagram, etcétera, por regalos de la marca, como el perfume Daisy, hasta collares y bolsas.

Tal vez no sea el primero, ya que en el 2012, en Londres hizo lo mismo Kellogg’s al dar ejemplares de un nuevo producto de Special K a cambio de un tweet, sin embargo, Marc Jacobs lo hizo en una semana difícil para quienes invierten en los medios sociales, ya que los últimos reportes demuestran que Twitter no ha estado creciendo mucho recientemente, mientras que LinkedIn parece tener sus reservas en cuanto al crecimiento se refiere.

La tirada de Marc Jacobs podría medirse con lealtad y compromiso hacia la marca, lo cual puede traducirse en éxito a corto, mediano y largo plazo.

Lubov Azria, diseñadora de Max Azria, dijo a AFP que ahora las redes sociales hacen la gran diferencia, por lo que atrás quedaron los tiempos en que un editor de moda definía el rumbo. Tommy Hilfiger y Victoria Beckham también apuestan a la tecnología al ofrecer desfiles y colecciones de manera digital. Los tiempos cambian y la industria de la moda se está adaptando.

Más información: http://www.forbes.com/sites/erikamorphy/2014/02/09/marc-jacobs-trades-social-media-mentions-for-gifts-in-new-pop-up-store/

Leave a Reply