El poder de las historias visuales

 

instagram-storytellingLa fuerza de un buen texto es innegable, pero en los tiempos de las redes sociales la imagen visual ha cobrado una gran importancia, de ahí la importancia de Vine, Instagram o Snapchat, pues, como dice el dicho, “una imagen dice más que mil palabras”, sobre todo al momento de atravesar barreras del lenguaje.

Por esta razón, ahora se buscan maneras eficaces en que los videos o las imágenes fijas “hablen” de manera contundente y el sitio Mashable explica más al respecto a propósito del Mashable Media Summit, el próximo 5 de diciembre, en el que habrá una conferencia enfocada a cómo la manera de contar historias visuales está revolucionando la industria. Jeff Petriello, a la cabeza de “visual storytelling” en el equipo de marketing, habla de las tendencias visuales.

> Ahora lo importante no radica tanto en la tecnología, sino en lo que sea más fácil de hacer para todo mundo, es decir, la fotografía, videografía, animación, edición y manipulación ahora están al alcance de más gente interesada en la creatividad por menos dinero.

> El storytelling tiene un futuro brillante, ya que, con tanta ramificación de los medios, se armarán ideas visuales de presupuesto más elevado y que cuenten con colaboraciones de alto perfil, por ejemplo, este año Kevin Spacey participó en el videojuego Call of Duty.

> Para contar una gran historia visual, primero tienes que tener una historia que contar, después debes asegurarte que cada imagen tenga un propósito visual, pues mucho del éxito radica en cada idea que se “cuela” en una composición.

Checa la historia completa aquí.

Hyperlapse y la democratización del video

Esta semana, justo a días de iniciar la New York Fashion Week, uno de los eventos más instagrameados del mundo, Instagram lanzó su aplicación Hyperlapse.

Los que hemos producido video sabemos lo que esto significa: Poner en manos de cualquiera una sofisticada herramienta de edición hasta hace poco exclusiva de carísimos y pesadísimos programas para editar en video.

Y sí, yo no podía creer lo que veían mis ojos hoy que lo probé. Siendo yo productora de contenido, sin ser especialista en edición de video, ésta es una joya que acaba de poner Instagram en mis manos para poder producir rápidamente, a bajo costo y sin necesidad de sofisticados equipos, emocionantes historias.

Es así como empieza a ocurrir en video lo que ya ocurrió con Photoshop, cuyas funciones eran antes exclusivas de expertos en su manejo que habían invertido horas y dinero en tecnología.

Estos trucos de fotografía digital empezaron a caer en manos del mundo entero que gracias a aplicaciones como Instagram, hipstamatic, InstaCollage, PhotoToaster y Over, entre muchas otras, nos permitieron acceder a las maravillas de la tecnología y olvidarnos de editar imágenes en un programa que requiere tanta inversión como Photoshop, y mejor aún, ¡compartir nuestras creaciones con el mundo entero!

Si bien, ya hemos visto varias aplicaciones que hacen collages en video y con movimiento de imágenes, creo que es la primera vez que estamos ante algo tan relevante como lo es Hyperlapse.

Tanto así, que la gente de comunicación de la Casa Blanca lo primero que hizo al darse a conocer la aplicación fue tomar un Hyperlapse de un recorrido por ésta, cuyo código desgraciadamente ya no está disponible para incrustrar en este post.

Pero bueno, aquí les dejo mi primer Hyperlapse con mi recorrido de esta mañana:

¿Qué otra cosa más nos dice el lanzamiento de esta aplicación? Que demos por muertos los larguísimos reportajes tanto escritos como en video. Con este tipo de herramientas, que economizan nuestro tiempo de consumo de información, pues lo que antes hubiéramos visto a cierta velocidad hoy lo podemos ver 12 veces más rápido, quienes producen formatos largos tienen que ser sumamente hábiles para entretenernos y captar nuestra atención.

Sí, el mundo ha cambiado, y lo ha hecho a la velocidad de Hyperlapse.

 

Telemundo apuesta a mini reality shows con GoPro

Toma de video diario realizado por Catherine Siachoque para Telemundo.
Toma de video diario realizado por Catherine Siachoque para Telemundo.

Todos somos protagonistas de nuestro propio reality show que montamos en las redes sociales, y la cadena de televisión Telemundo, muy inteligentemente, está experimentando con esta nueva manera de comunicar.

Este experimento en esta ocasión se trató básicamente de darle una cámara GoPro a la actriz Catherine Siachoque, villana de la novela Reina de Corazones, para que nos lleve a ver lo que es su día en lo que la cadena llamó “Diario Video de Catherine Siachoque” (que puedes ver completo aquí), promocionado con el hashtag #selfiediary

Con la GoPro en la mano, la actriz nos lleva a ver desde cómo es un día de promoción en Los Angeles hasta el interior de los estudios de Telemundo en donde se graba Reina de Corazones. También pudimos conocer a algunas de las personas que hacen posible la realización de esta telenovela, así como ver cómo interactúa la actriz colombiana con sus compañeros actores, en los que se incluyen Juan Soler y Eugenio Siller.

Y aunque este experimento está editado profesionalmente, tiene gráficos profesionales y tomas en las que Catherine habla a una cámara con un productor detrás, la realidad es que la mayoría de las imágenes resultan bastante frescas y sí le dan la sensación al espectador de poder meterse un poco a la intimidad de la actriz, así como al mundo de tras bambalinas de estos estudios que actualmente son los que más producen programación original en español para el mercado estadounidense.

Telemundo definitivamente nos da un ejemplo de cómo no se necesitan recursos millonarios para innovar, sino todo lo contrario, lo que necesitan grandes corporaciones de la comunicación es olvidar la manera en la que se hacían las cosas antes y mostrarse con mente más joven y cercanos a su audiencia. Ojalá muchos lo tomen como ejemplo, pues realmente cualquiera lo puede hacer.

Aquí les dejo el video promocional que colocó la cadena en YouTube, si quieres ver la serie completa haz clic aquí.


 

La importancia de contar bien tu historia

storytelling

Dime qué historia cuentas y te diré quién eres.

Todos, absolutamente todos, tenemos una historia qué contar, y la contamos, queramos o no, de distintas maneras. Desde el modo en cómo nos vestimos, cómo llevamos el cabello, nuestro tono de voz, la música que oímos, los amigos que tenemos, nuestra caligrafía al escribir notas a mano, hasta la información que decidimos compartir en las redes sociales.

Y precisamente es gracias al avance de la tecnología que hoy en día, el contar tu historia, la del servicio que ofreces o la de tu empresa, digitalmente es más fácil, pero a la vez más arriesgado que nunca.

Por eso, unos cuantos tips que pueden ser de utilidad para utilizar el storytelling a tu favor:

  1. Inicia por contarte a ti mismo tu historia: La historia la hace quien la escribe, y la misma sucesión de acontecimientos puede ser contada desde muchas y diversas perspectivas. ¿Qué historia te estás contando a ti mismo sobre tu vida, tu profesión o tu negocio? ¿Es de éxito o de fracaso? ¿Es una historia divertida, emocionante o entretenida o hasta a ti te parece aburrida? ¿Es una historia que te hace diferente al resto o simplemente te coloca en “el montón”? Esa historia que te cuentas a ti mismo es la que seguramente cuentas a los demás. Si no eres capaz de contarte a ti mismo una historia que te haga excepcional y valioso ante tus propios ojos, muy seguramente no lo podrás hacer con el resto del mundo. Consciente o inconscientemente.
  2. Más vale que decidas contarla tú y no le dejes ese trabajo a nadie más: Si no hablas bien de ti mismo, ¿quién más lo va a hacer? Muchas veces tenemos el miedo de pecar de soberbios o petulantes, pero dentro de nosotros esperamos que llegue alguien y mágicamente se dé cuenta de nuestros esfuerzos y los reconozca públicamente. Así es que tienes dos opciones: quedarte callado y esperar que alguien, en el mejor de los casos, hable bien de ti (lo cual rara vez sucede) o abrir la puerta a la crítica, pero también al aprendizaje. El participar de un diálogo, de manera positiva, en el ciberespacio, destacando tus puntos fuertes y aceptando con humildad y sinceridad los débiles, no sólo estás abriendo oportunidades que te pueden representar beneficios de todo tipo, desde económicos hasta personales, sino que aparte de conectar con más gente y participar de un diálogo es un proceso de crecimiento personal.
  3. Ten claro qué es lo que te hace único, diferente y valioso: En un mundo tan competitivo, muchas veces resulta difícil sobresalir, por lo que es indispensable que tú mismo tengas claro qué es lo que te distingue del resto y lo utilices como tu personal branding. Es lo que tú tienes para aportar a que este mundo sea mejor. Si quieres aprender más sobre este tema te recomiendo que le eches un vistazo a este documento producido por PricewaterhouseCoopers que te servirá como guía para desarrollar tu marca personal.
  4. Mantente positivo: Sobre todo en las redes sociales y en la huella que vas dejando digitalmente es muy importante que mantengas un diálogo positivo. Sí, todos tenemos un mal día, todos nos enojamos, todos amanecemos a veces tristes o frustrados, pero el lanzar este tipo de mensajes al ciberespacio públicamente, aunque muchas veces encontremos la compasión de nuestros amigos, nos pueden hacer pasar por negativos, problemáticos, víctimas o depresivos, entre muchos otros, lo cual no es precisamente lo mejor para la imagen y reputación pública que deseamos construir. Si quieres exponer una inquietud piénsalo varias veces y escríbela de la manera más positiva que puedas e intentando evitar juicios que involucren a terceros.
  5. Piensa antes de postear: ¿Estás seguro de que quieres que el mundo entero vea esa foto o comentario que estás a punto de subir? ¿Es una foto o comentario que en un futuro podría afectar tu imagen? ¿Es una fotografía o comentario que pudiera resultar ofensivo para algún grupo en particular? ¿Es algo que te gustaría que tu jefe o tu madre vieran? Si el contenido que estás a punto de subir pasa todos estos filtros, adelante. Si no, mejor abstente de colocarlo. Recuerda que una vez que subas algo a la web difícilmente vuelves a tener control sobre él y puede ser usado de maneras que pueden no gustarte.
  6. Aprovecha las distintas plataformas sin ser repetitivo: ¿Publicas exactamente lo mismo en Facebook, Twitter, Instagram, Vine, Tumblr y Pinterest? Muchas veces caemos en la comodidad de poder replicar nuestro contenido en nuestras redes sociales, lo cual no es completamente malo y puede resultar práctico cuando no se cuenta con mucho tiempo, pero siempre es una buena idea guardarte algo exclusivo para una u otra plataforma.