Periodismo de marca contra marketing de contenido

brand journalism

¿Marketing de contenido? ¿Periodismo de marca? ¿Existen tales términos? ¿Quién lo hace mejor: mercadólogos, publirrelacionistas, publicistas o periodistas?

La guerra está declarada: Los mercadólogos aseguran ser los indicados para crear el contenido de las empresas a las que les manejan las redes sociales, pero por otro lado, una ola creciente de periodistas piensa que el verdadero futuro se encuentra en esta nueva forma de escribir. Obviamente, los publicistas defienden su punto de vista, mientras que las firmas de relaciones públicas dedican grandes esfuerzos a escribir contenido que atraiga a los cibernautas.

John Miller escribió para el sitio Business2Community sobre este tema que interesa a todos aquellos que buscan cobrar notoriedad en el cada vez más importante mundo de las redes sociales, que hace 10 años ni siquiera existía.

“El problema con el enfoque del marketing de contenido es que muchos lo están tratando como si fuera la siguiente etapa de la publicidad, pero funciona mejor si se piensa en la nueva ola de periodismo”, escribió Miller. “Si quieres llamar marketing de contenido a eso que hacen las firmas, está bien, pero el periodismo de marca es un nivel más arriba. El contenido periodístico es mejor, más profundo y más confiable que la publicidad. En 2014, la confianza debe estar primero que las ventas. La meta de cualquier estrategia de mercadotecnia debería ser construir credibilidad por medio de contenido útil y creíble. Hacer esto requiere un sentido editorial”.

Y como los mercadólogos en su mayoría tienen cero criterio e instinto editorial, aquí es donde entran los periodistas, pues los buenos editores tienen excelentes instintos al momento de pensar en estrategias de contenido, pues saben qué es lo que quiere ver la audiencia.

Ciertamente, hoy en día es posible saber qué funciona con los cibernautas gracias a los algoritmos, sin embargo, el gran contenido periodístico es una mezcla de arte y ciencia, pues desde que se está procesando la información el editor sabe qué pegará gracias a su olfato periodístico.

Aunque hay un mar de información, la gente puede darse cuenta cuando le están tratando de vender algo descaradamente. Engancharse con el producto va más allá. Se trata de llegar a la gente de una manera en que quiera consumir y compartir lo que le llega.

La mala publicidad no existe

Dicen que no existe tal cosa como “mala publicidad” y la prueba más reciente es lo que ha ocurrido desde el anuncio y salida a la venta del iPhone 6 en sus diferentes versiones y tamaños y es que apenas se anunció que habría tamaños más grandes y empezaron las burlas en los programas de televisión y, obviamente, los memes en las redes sociales.

Pero después que salió a la venta siguieron las críticas y lo más reciente fue el llamado #BendGate, que fue trending topic en Twitter pues circularon versiones que el dispositivo más reciente de Apple se doblaba con el uso, aparentemente por la calidad de los materiales. Algunos hicieron bromas al comentar que era por usarlos en los bolsos de pantalones skinny, sin embargo, la empresa fundada por el fallecido Steve Jobs inmediatamente mostró sus laboratorios de pruebas para demostrar que estos aparatos no están hechos a la ligera.

¿Y las ventas? Parece que toda la mala publicidad no ha influido en bajar la venta de aparatos, al contrario, la preventa fue todo un éxito y posteriormente no ha habido nada que detenga el frenesí por tener el iPhone 6. Si es así, ¡que sigan los memes y las bromas!

¿Quieres venderme? Crea un mundo digital para mí

En la era de las redes sociales, la publicidad como la conocíamos no es suficiente. Así como la facilidad de publicar nuestro mensaje al mundo entero sin tener que pasar por los medios tradicionales de antaño está sobre la mesa, también es cierto que quizás no muchos estén viendo lo que hacemos en esa tremenda jungla que es el ciberespacio.

Muchas marcas de ropa están siendo muy ingeniosas a la hora de crear una comunidad digital, vendiendo todo un estilo de vida, que hacen que sus seguidores se interesen y sigan blogs, que no sólo intentan venderles un producto sino que les dan información útil que terminan relacionando con el producto, el cual finalmente estas empresas desean vender.

Dando un paso más allá a lo que ya hemos visto, Free People, la marca de ropa conocida por su estilo boho chic, acaba de lanzar una campaña digital mediante su blog y sus redes sociales en el que tienen como protagonista de un corto de cinco minutos a Freida Pinto.

Este corto no sólo es de una excelente calidad cinematográfica, sino que involucra a una reconocida actriz, que aunque no es la modelo principal de la campaña ayuda a contar la historia que Free People pretende vender en la colección que muestra en su catálogo de abril y está totalmente inspirado en la India.

Esto es sólo una pequeña parte del muy bien elaborado blog de Free People, que le da a sus seguidoras desde playlists, recetas DIY, y hasta las invita a participar en un retiro de yoga en Costa Rica con la celebrity de las redes sociales y maestra de yoga Rachel Brathen.

Esta campaña seguramente es costosa, y en lugar de pagar millonarias sumas en anuncios de revistas o anuncios televisivos lo están inviertiendo en sus redes sociales. Si bien, no es una estrategia que esté al alcance de cualquier empresa con recursos más limitados, no nos queda más que preguntar ¿seguirás permitiendo que tus practicantes hagan ese trabajo?

Muy seguramente en un futuro muy cercano, no.

 

 

Kmart enciende la Navidad en las redes sociales

El comercial de la cadena de tiendas Kmart para los calzoncillos Joe Boxer puede que no sea del agrado de muchos, pero lo cierto es que está encendiendo controversia en las redes sociales.

Y muy seguramente, ésta fue la intención Kmart, quien en lugar de actuar a la defensiva en su página de Facebook, optó por seguir divirtiéndose y tomando a la ligera, de una manera muy inteligente y educada, la reacción de los supuestos ofendidos.

 

kmart

 

 

¿Tú qué opinas? Ve por ti mismo el comercial y decide si Kmart encendió el espíritu navideño o lo apagó con lo que muchos consideraron de mal gusto.

Y si decides mostrar tu <i>Joe</i> al mundo entero, no olvides agregar el hashtag #ShowYourJoe, creado especialmente por Kmart para esta campaña.